Plata 925, significa que tiene un 92,5% de plata pura y 7.5% otros metales, que suele ser cobre o zinc para dar dureza y lo primero que debes saber es que la Plata se ennegrece o mancha porque se oxida, y lamentablemente hay muchas cosas que provocan la oxidación de la plata, como los perfumes, cremas y demás productos de cosmética que solemos usar día a día, como asi tambien los productos de limpieza, como la lavandina y demas limpiadores, es por esto que se recomienda no llevar puestas tus joyas cuando uses productos de limpieza y no aplicar productos de belleza / cosmetica directamente sobre las joyas. También se ensucia más o menos dependiendo del pH natural de la piel.

Pero el agente oxidativo más común es el propio oxigeno que hay en el aire, con lo cual, es necesario guardar las joyas de plata en espacios donde estén lo menos posible en contacto con el aire.

Para evitar que tengas que limpiar muy a menudo tus joyas de plata y que se puedan deteriorar más fácilmente, te recomiendo que guardes tus joyas, por ejemplo, en las bolsitas de plástico que se proveen con ellas,  asi, estarás facilitando que no se oxiden tan rápido; y si además guardas cada pieza por separado retrasarás considerablemente el ennegrecimiento de la plata ya que evitaras que los agentes externos que han afectado a una pieza afecten al resto.

Pero la buena noticia es que la plata es un metal que si se cuida puede durar toda la vida con un aspecto muy bonito y esa oxidación es una reacción química que puede limpiarse muy facilmente con productos alcalinos como te cuento aqui:

- Con agua tibia y jabon blanco en pan: preparas un recipiente con  un poco de jabon neutro o jabon blanco en pan y agua tibia, pones un rato en remojo tu joya y despues la limpias con un cepillo de dientes de cerdas suaves. El cepillo ayuda a limpiar el interior de las cadenas. Luego enjuagar con abundante agua para quitar todo resto de jabon, secar com papel de cocina y luego pulir con un paño suave. Para piezas muy sucias se puede reemplazar el jabon neutro por bicarbonato con una gota de detergente suave, si el agua se pone muy oscura, repetir el proceso.

- Otra Opción es con sal y papel aluminio: recubre un recipiente pequeño con papel aluminio con la parte mas brillante hacia arriba, colocar abundante sal y bicarbonato de sodio y agregar agua hirviendo, colocar alli las piezas de plata y dejar en remojo unos 15 minutos. Si es necesario repetir la operación. Luego retirar, frotar con el cepillo, enjuagar bien y luego pulir con un paño suave.

- No es recomendable utilizar productos quimicos, ni limon o vinagre, ni limpiadores de metal de ningun tipo.

- Las piezas que tengan agregados de cristales, piedras, madera o cuero, preferiblemente no deberian ponerse en remojo ya que podrian deteriorarse estos otros materiales.

- Tambien puedes incluir en tu compra un paño limpiador disponible en esta tienda.